Gestión Digital – Drogas y confidencialidad: cómo lidiar con ellas en las empresas

drogas-confidencialidad-gestion-digital

DETALLES

FECHA: 09-07-18

AUTOR: 

Diego Álvarez

Nuestro Asociado Diego Álvarez publica un artículo en Gestión Digital en el que explica como la protección de datos personales y el diseño y ejecución un plan de manejo y control de consumo de drogas son esenciales, tanto para detectar este problema a tiempo como para ayudar a la rehabilitación del empleado.

Nuestro abogado afirma que la protección de datos personales se encuentra recogida en la Constitución del Ecuador como un derecho autónomo, y que los datos de salud, vida sexual y médica general son reconocidos como de carácter personal. «Si ocurriese un mal tratamiento o divulgación no autorizada de los datos considerados sensibles, se podría catalogar como un acto de discriminación en contra del empleado u otro tipo de limitaciones a la libertad de las personas cuya información fue mal utilizada», comenta Álvarez.

Para controlar el consumo de drogas y otras sustancias, en los últimos años se ha incorporado medidas de control y detección de consumo de sustancias ilegales al personal dentro de instituciones privadas y públicas.

«Un acuerdo ministerial de febrero de 2017 contiene las Directrices del Desarrollo de Programa de Drogas en los Espacios Laborales, que obliga a los empleadores a implementar programas de prevención de uso de drogas que incluyen control y detección, mediante la práctica de exámenes médicos a los empleados», detalla nuestro abogado, quien acalra que el resultado de esos exámenes son considerados como datos de carácter personal y por tanto «su uso deberá contar con una autorización expresa del empleado».

«El Ecuador se encuentra adscrito a normativas internacionales que regulan esta temática. Así, por ejemplo, la Resolución 957 emitida por la Secretaría de la Comunidad Andina establece la obligación de los empleadores de conservar de manera confidencial la información de salud de los trabajadores. Puntualiza que, en caso de referirse a información personal de carácter médico, el acceso debe limitarse únicamente al personal médico», añade Álvarez.

Si quieres leer el artículo completo, pulsa aquí